Global Humanitaria continúa entregando bolsas de alimentos en comunidades maya q’eqchí de Guatemala, donde la pandemia está haciendo mella en el estado nutricional de las familias, especialmente de los niños.

“Hoy ya no tenía nada que darles” , decía una de las madres de la Colonia Lourdes a Elder, que coordina las entregas de nuestro equipo en terreno y nos explica la situación está afectando gravemente a muchas comunidades de difícil acceso y ya con carencias básicas como el acceso al agua.

En la Colonia Lourdes, nuestro equipo ha entregado frijoles, azúcar, canela y atol fortificante (elementos que se utilizan para la elaboración de una bebida altamente nutritiva)  para un mes, para 75 escolares que ahora estudian desde casa.

Muchos de sus padres son jornaleros que, debido a las restricciones implantadas a causa del Covid-19, han visto reducidas sus oportunidades de trabajar, lo que  ha afectado a la economía familiar y al abastecimiento de alimentos necesarios y suficientes para una adecuada alimentación. A la pérdida de empleo se suma la falta de acceso a mercados cuyo impacto es mayor en las poblaciones rurales de origen indígena, las más empobrecidas. Las bolsas de alimentos benefician a un total de 250 personas.

Imagen: Para hacer la entrega convocamos a las familias en las escuelas. A las que viven más alejadas del centro , les llevamos los alimentos a sus casas. (Global Humanitaria)