Mediante estos cursos se busca la integración de niños y niñas que viven en el Bronx (Nueva York) que se hallan en una situación de vulnerabilidad por la exclusión social debida a la frágil situación económica de sus familias. Esta acción se lleva a cabo mediante una actividad consistente en clases de hip hop, que les permitirá desarrollar cualidades artísticas y mantener relaciones saludables de convivencia.