En Kafanadougou  (Daloa) hemos levantado un nuevo comedor escolar con la ayuda de la comunidad. La inauguración está prevista para primeros de octubre, cuando los estudiantes puedan volver a la escuela.

De momento es época de lluvias y los niños y niñas ayudan a sus padres a recoger la cosecha y a limpiar los campos. También las familias están esperando a  que el gobierno fije el precio del cacao para venderlo y así poder pagar la escolarización.

Una dieta inadecuada, las malas condiciones ambientales, escasa higiene y acceso limitado al agua así como de  servicios médicos, determinan  que muchos de los niños de etas zonas padezcan desnutrición.  En situaciones de emergencia como la de esta pandemia, la ausencia de apoyo institucional en un contexto de mayor inseguridad alimentaria y las condiciones generales de pobreza, agravan aún más el problema. El comedor escolar tiene como objetivo mejorar la nutrición y fortalecer los procesos de escolarización de 160 niñas y niños alumnos.

Imagen:  Nuevo comedor escolar en Kafanadougou (Daloa, Costa de Marfil) (Global Humanitaria)